Menu

Estirar es prevenir

Siete de cada diez personas sufren habitualmente dolores de espalda y de cuello. Además estas estadísticas se producen en edades cada vez más tempranas. ¿Qué provoca la incidencia e intensidad de estos dolores? ¿Tenemos forma de prevenirlos? ¿Qué podemos hacer?

estirar shiatsuAntes de hacer, primero vamos a conocer. Y es que tenemos que saber que los músculos de la espalda no solo soportan el peso de la cabeza sino que los músculos tanto de espalda como de cuello son los responsables de una serie de movimientos precisos  y muy importantes que nos permiten mover el cuello y la cabeza. Por ende estos músculos necesitan fuerza y flexibilidad. No solo un completo y complejo sistema de músculos claro,  sino también nervios y tendones que necesita de nuestros cuidados y atención.

Estos dolores de cuello y de espalda pueden tener varias causas. Una de ellas es la falta de higiene postural. En muchas ocasiones por nuestro trabajo o nuestra vida diaria pasamos mucho tiempo en determinadas posturas, con ordenadores, cargando objetos, con mochilas o bolsos. Al final estas posturas equivocadas provocan rigidez en los músculos. También el estrés emocional  o la tensión laboral nos provoca dichos problemas de flexibilidad. Unos músculos débiles también favorecen la aparición de dolores. El ejercicio físico es siempre un elemento a tener en cuenta para mejorar nuestra salud muscular.

Cuando nos duele el cuello y los hombros el trapecio suele ser el principal responsable. Es un músculo de gran tamaño que trabaja junto con los músculos del cuello y la parte superior de la espalda para soportar la cabeza y con otros músculos para estabilizar y mover escápulas y la articulación del hombro.  Estirar nuestros músculos, cambiar de postura, potenciar la higiene postural, el deporte… Todo esto nos ayuda a prevenir dolores y mejorar nuestra movilidad. Hoy te contamos como estirar de forma sencilla tus músculos para cuidar nuestro cuello y nuestros hombros.

Estirar el cuello:

  • Mover la coronilla hacía el techo. Mantener la cabeza recta y posteriormente mirar hacia Repetir entre 5 y 10 veces.
  • Inclinar la cabeza hacía la izquierda sujetándola con una mano y a la vez bajar el hombro derecho. Hacer esto entre 5 y 6 veces. Después repetir del otro lado.
  • Girar la cabeza hacia la derecha hasta que cueste. Contar hasta diez en esa posición y después repetir hacia la izquierda. Repetir el movimiento tres veces en cada lado.

Estirarlos hombros:

estirar

  • Coloca el brazo detrás de la cabeza. Codo doblado. Usa el otro brazo para empujar hacia abajo el codo. Mantén 15 segundos esa postura y repite en varias ocasiones con varios brazos.
  • Elevar los hombros sin mover la cabeza. Volver a la posición inicial y repetir en varias ocasiones.
  • Mantener ángulo brazo-antebrazo. Separar los antebrazos llevándolos hacía atrás los más posible intentando unir en la espalda los omoplatos.
  • Colócate junto a una columna o marco de la puerta. Muévete dos pasos delante. Estira tu brazo derecho hacia atrás para que los dedos toquen el borde interno del marco de la puerta. Mantén tu brazo derecho al nivel del hombro o un poco más abajo y gira tu cuerpo hacía la izquierda. Mantén la posición 15 segundos.

 

Estos son algunos estiramientos muy sencillos que puedes realizar. Si acudes al Templo del Masaje para cualquier tipo de masaje podemos charlar e informarte sobre como estirar de forma sencilla, segura y adecuada para ti. Si ya has venido a vernos en alguna ocasión, habrás comprobado que habitualmente incluimos algunos estiramientos en ciertos masajes y en casos en los que vemos que ayudan a aliviar un dolor o contractura. Si no lo has probado y eres de los que adora los estiramientos, no dejes de probar el shiatsu o el masaje tailandés, notarás el cuerpo como nuevo.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>