Menu

Contracturas: 5 consejos para prevenirlas y cómo tratarlas

Como se explicó en el artículo anterior, las contracturas musculares son originadas por un variado número de causas o conjunto de éstas. Aquí se desvelan unos consejos para prevenir la aparición de contracturas musculares.

5 Consejos para prevenir las contracturas

 

1- Hidratación

Excepto en el tejido adiposo, que tiene un contenido solamente del 10%, el porcentaje de agua en los órganos y tejidos internos es muy elevado, por ejemplo en los músculos es el 76% del peso. Hidratarse es muy beneficioso para todo el organismo porque, entre otras cosas, elimina las toxinas causantes de las contracturas.

Incluso cuando ya se tiene contracturas es bueno beber abundante agua antes de darse un masaje descontracturante,  la combinación de masaje e hidratación hace más fácil la eliminación de toxinas, así las contracturas serán cada vez menos recurrentes.

2- Corrección postural

La postura al caminar, al sentarnos, el simple hecho de apoyarnos en una pierna o estar encorvados puede acarrear muchos problemas pero tiene remedio, básicamente tomando conciencia de la postura que adoptamos y corrigiéndola cada vez que nos demos cuenta.

Los estiramientos antes de hacer deporte y ejercicios como yoga o stretching también ayudan a prevenir contracturas. Este tipo de práctica ayudada por la respiración, para oxigenar bien todos los músculos, hacen que las fibras musculares se vayan soltando poco a poco. Es muy beneficioso ya que las toxinas acumuladas se liberan poco a poco.

3- Buena alimentación

contracturasUn aporte correcto de nutrientes en la alimentación previene muchas enfermedades de todo tipo y problemas como contracturas musculares. Para que los músculos tengan un buen funcionamiento necesitan un  aporte de vitaminas y minerales equilibrado, en concreto el calcio está directamente vinculado con el funcionamiento del músculo y su contracción, así como el potasio.

El potasio cumple un rol vital en la función natural del nervio y el músculo. Un bajo nivel de potasio inhibe la relajación muscular y provoca que los músculos se vuelvan rígidos, causando tensión y deterioro de sus funciones. El Departamento de Nutrición del IOM (Institute of Medicine: Instituto de Medicina) y la USDA (United States Department of Agriculture: Departamento de Agricultura de Estados Unidos) especifican, un aporte diario de 4700 mg en adultos de potasio para mantener activa la función muscular, para que el corazón siga latiendo rítmicamente y para tener una presión arterial saludable.

Puede ocurrir que no exista una buena asimilación de los minerales en el organismo y es, entre otros motivos, por la forma de cultivo intensivo, los pesticidas y los químicos añadidos en agricultura actual. Estos hechos hacen que las verduras, las frutas y hortalizas maduren en una tierra pobre de minerales por lo que el alimento cultivado también tendrá esa carencia.

Si la alimentación no es equilibrada hay suplementos minerales que ,dependiendo de la necesidad de cada uno, pueden comprarse en herbolarios o farmacias para cubrir esa déficit.

4-  Desestresarse

El estrés o la ansiedad son uno de los mayores aliados de las contracturas. Este estado alterado del cuerpo hace que se tensión en diferentes músculos, por ejemplo la mandíbula cuando nos enfadamos, muchas veces no se es consciente de esta alteración pero repercute directamente a nivel muscular.

Dedicar tiempo a uno mismo es una de las fórmulas para evadirse de una rutina tóxica de estrés, ya sea con un masaje relajante en el Templo del Masaje o recordando ese hobbie olvidado, es una píldora natural de bienestar.

5- Opinión profesional

Si las contracturas son recurrentes pueden prevenirse siguiendo el consejo de expertos.  Existen diferentes expertos que utilizan diversas técnicas terapéuticas aunque todas tienen el mismo fin, ayudar a mejorar y aportar bienestar. En Occidente los fisioterapeutas y los quiromasajistas son los más comunes, pero también existen técnicos como acupuntores, osteópatas, kinesiologos o reflexólogos que pueden dar otra visión sobre el problema en cuestión. En el Templo del Masaje hay gran variedad de profesionales  y técnicas para ayudar a solucionar y prevenir ese problema recurrente.

¿Cómo tratar las contracturas?

En el  Templo del Masaje no existe un masaje descontracturante estándar ya que no hay una contractura estándar, cada cuerpo se comporta y responde de diferente manera.

Los masajes descontracturantes tienen que ser de intensidad variable dependiendo de cada uno. Por ejemplo,  los masajes en personas con poca musculatura tienen que ser de una intensidad menor ya que, en la mayoría de los casos, se trata de personas sedentarias,teniendo que tener más cuidado porque la sensación de dolor será mayor. Por el contrario, las personas que realizan mucho deporte tenderán a tener contracturas por otras causas, principalmente por esfuerzos en momentos puntuales. Este tipo de contracturas se trabajan con mayor intensidad ya que el músculo soportará mejor el dolor. Además, las personas asiduas a los masajes descontracturantes soportarán gradualmente mejor el dolor por lo que se puede trabajar con mayor intensidad.

Por este motivo es necesario adaptar el masaje a cada persona obteniendo así los máximos beneficios, es decir,  personalizarlo.

Resumen
Contracturas: 5 consejos para prevenirlas y cómo tratarlas
Artículo
Contracturas: 5 consejos para prevenirlas y cómo tratarlas
Descripción
Aquí se desvelan cinco consejos para prevenir la aparición de contracturas musculares y cómo realizar un masaje descontracturante personalizado.
Autor
Quien publica
Templo del Masaje
Logo autor

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>