Menu

Contractura muscular. ¿Por qué la sufrimos?

contracturasLas contracturas musculares son más comunes de lo que se piensa, están provocadas por muchas causas, afectan tanto hombres como mujeres y pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo.

¿Qué es una contractura?

Los expertos sugieren que tenemos unos 639 músculos aunque existen discrepancias al respecto, para poder movernos necesitamos utilizar este complejo sistema de musculatura. En concreto, cada músculo está creado por unas fibras que se contraen y se relajan para realizar un movimiento. Las contracturas se producen en el músculo cuando las fibras se contraen y no pueden relajarse teniendo el músculo encogido, provocando dolores ya que no puede volver a su posición normal. Dependiendo de nuestros hábitos laborales y de la postura diaria, ejercitamos unos músculos más que otros, teniendo unos más fortalecidos y otros debilitados, unos más cargados que otros ya que trabajan más.

Causas de las contracturas

Como se ha anunciado existen múltiples causas y, en muchos casos, son un conjunto de situaciones lo que hace que la contractura sea recurrente.

  • Tensión mental. El estrés y la ansiedad hacen estragos en el cuerpo, tanto es así que pueden llevar al musculo a un estado de contracción mantenida en una zona concreta del cuerpo.
  • Tensión emocional. La terapeuta Deva Paksha en una entrevista para el periódico La Vanguardia comenta que una contractura muscular es una negación a escucharte a ti mismo.
  • Pasar frio en determinados momentos pude llevar a una contracción de los músculos defensiva e involuntaria para no perder calor corporal, pudiendo crear contracturas.
  • La falta de actividad física prologada provoca pérdida de fuerza muscular facilitando la sobrecarga y consecuentemente la contractura.
  • Esfuerzos físicos. Las sobrecargas puede producir contracturas, si exigimos al músculo más de lo que puede realizar creamos una fatiga muscular.
  • Mala alimentación. El proceso digestivo produce toxinas, desechos que no puede aprovechar el organismo. Estas toxinas las crea el organismo por el proceso natural metabólico, se ingieren a través de los alimentos, se beben e incluso se respiran pero por suerte el cuerpo humano tiene canales para su expulsión. Cuando hay una mala alimentación con alimentos procesados, comidas envasadas, bollería industrial con harinas blancas, productos con más conservantes que propiedades… El cuerpo acumula más toxinas de lo que puede expulsar creando, entre otras cosas, contracturas por acumulación de metabolitos en los músculos.
  • Hidratación insuficiente. Beber agua ayuda a la expulsión de esas toxinas acumuladas. Hay que tener en cuenta que las personas, de media, el 65% de nuestro peso es agua, concretamente el músculo tiene un 76% de agua, por lo que es muy importante para el buen funcionamiento orgánico. El libro publicado hace poco de Carlos Diéguez Agraz, Decídete a tener una vida sana explica la importancia de una buena hidratación.
  • Deporte excesivo. La actividad física excesiva o mal practicada repercute en los músculos. Un movimiento brusco, sin estiramiento previo, hace que el musculo se contraiga para evitar una rotura excesiva de fibras. Cuando se aumenta la musculatura se engrosan las fibras musculares, creando una fibrosis que limita el movimiento del músculo. Consecuentemente disminuye la circulación en el agrupamiento de fibras engrosado ya que no irriga sangre y oxigenación bien a todos los espacios con lo que se acumulan más toxinas entrando en un bucle dañino para todo el organismo.

 

Una contractura muscular se puede quitar con antiinflamatorios o relajantes musculares, siempre recetados por el médico aunque la mejor manera de descontracturar la zona es con masajes y con estiramientos. Los masajes descontracturantes hacen desaparecer la contractura pero, aunque el dolor desaparezca, la raíz del problema sigue existiendo. Las toxinas que se acumulan y no pueden expulsarse provocan un círculo viciado en donde si no se cambia los hábitos perjudiciales, la contractura será más intensa y prolongada, pudiendo afectar generalizadamente al organismo.

En el próximo artículo se darán las claves para prevenir las contracturas con especial atención a un elemento olvidado en nuestra vida diaria.

Resumen
Contractura muscular. ¿Por qué la sufrimos?
Artículo
Contractura muscular. ¿Por qué la sufrimos?
Descripción
La contractura muscular está provocada por diversas causas y, en muchos casos, se forma por un conjunto de situaciones lo que hace que sea recurrente.
Autor
Quien publica
Templo del Masaje
Logo autor

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>