Menu

Tu cuerpo, Tu Templo

Un tema muy de moda en los ultimos años ha sido el cuidado del cuerpo. Todos en algún momento nos lo hemos planteado, pero se oyen tantas cosas que nos abruma tanta información, a veces contradictoria, tantos esfuerzos… Así que vamos dejando de lado su cuidado, ocupándonos en llegar a otras metas en nuestras ajetreadas vidas.

El estrés es uno de los síntomas más frecuentes en la actualidad.  Sobretodo afecta a los que vivimos en grandes ciudades, donde el ritmo va cada vez a mayor velocidad, provocando en nuestro metabolismo diferentes desajustes. Cuando estamos felices, de vacaciones, enamorados,….no enfermamos. El cuerpo está en armonia con la mente y no hay conflictos. Pero en el día a día surgen innumerables obstáculos, resistencias y engaños. La sociedad se ha metido en un bucle de obligaciones que nos desvía de nuestros propios objetivos. Nos levantamos cansados, trabajamos sin motivación, nos ocupamos de nuestros hijos a contrarreloj, comemos cualquier cosa que implique poco tiempo para cocinar, corremos para que nos de tiempo a hacer todos los recados pendientes y nos acostamos tarde,….y a veces, todavía nos queda tiempo para satisfacer a los demás.

Lo más curioso es que cuando nos preguntamos ¿qué estoy haciendo por mi?, la respuesta es….muy poco…. Y es que los esfuerzos cuestan. Siempre hay otras prioridades o ya estamos demasiado cansados. Anulamos nuestros deseos y surgen nuestros dolores. La respuesta es muy sencilla, pero necesita un cambio de conciencia.

Los consejos son muy sencillos:

Beber unos 2 litros de agua al dia, dependiento está de nuestra constitución, del tipo de alimentos que comemos, etc. No es lo mismo alguien que come mucha fruta y vegetales, que necesitará beber menos agua, que una persona que come grasas, carnes, bollos, etc. Somos 70% agua y la necesitamos para depurar las toxinas que metaboliza nuestro organismo. No sirven los zumos, excepto los naturales 100%. Las bebidas gaseosas tienen un contenido tóxico bastante alto y perjudican las digestiones. Estas bebidas se podrían denominar anti-agua, es decir, por cada refresco que se beba se debería añadir un vaso de agua extra en el mismo día. Estos tóxicos, entre otros,  son los responsables de la llamada celulitis. Como el cuerpo no tiene facultades suficientes para eliminarlos, opta por acumularlos en las zonas que menos se usan y los encapsula para que no desborden. Todo ello perjudica la circulación sanguínea, el sistema linfático, produce pesadez y dolor y un largo etcétera.

Si no estás acostumbrando a beber agua, es probable que cuando empieces, retengas líquido las dos primeras semanas, hasta que acostumbres al cuerpo y entienda que vas a continuar con ese hábito. A partir de ahí el cuerpo beberá el agua sin esfuerzo y se incrementará la sensación de sed.

Hacer ejercicio moderado. Siempre tenemos excusas de falta de tiempo para el gimansio. Y está muy de moda apuntarse en enero como propósito de año nuevo y en febrero dejarlo poco a poco con una excusa nueva cada día. Pero lo que no tenemos en cuenta es que podemos hacer ejercicio en cualquier lugar que estemos. En primer lugar subiendo todas las escaleras que nos encontremos a nuestro paso, subiendo, no bajando, y a ser posible sin cargar peso. Evitar los ascensores y escaleras mecánicas. Otra manera es ir a pasear con un ritmo ligero, durante al menos 40 minutos. Como es un ejercicio de poco esfuerzo, es necesario realizarlo durante mas tiempo. Incluso aquellos que no tienen tiempo pueden encontrar soluciones: una buena alternativa son las sentadillas, bien hechas claro, con el abdomen en contracción y un mínimo de 100 al dia, siempre y cuando no haya ninguna lesión que lo impida. No te asustes, se realizan en menos de 5 minutos. Y por supuesto hay muchas otras opciones como pilates, yoga, tai chi, aerobic, spining, boxeo, pesas, natación,…. Solo hay que encontrar la actividad que más nos guste y nos motive. Con una frecuencia que sepamos que somos capaces de cumplir, sin mentirnos y sin excusas.

Una alimentación sana. Si se puede, comer de todos los alimentos, en pequeñas cantidades. Mejor comer 5 veces al día con poca hambre, que 1 o 2 veces con gula. No debemos llegar a la sensación de hinchazón, y para eso el mejor truco es masticar bien la comida, con lo que además vamos a ayudar a que nuestro cuerpo asimile mejor las buenas propiedades de los alimentos. Hay que procurar comer siempre la fruta y verdura de temporada, para obtener los nutrientes que en esa estación necesita nuestro cuerpo. La fruta no debemos mezclara con el resto de comida, ya que lleva un proceso digestivo diferente y el hecho de que se mezcle con otros alimentos produce gases, hinchazón y fermentaciones. Debemos procurar que el origen de la carne o pescado sea lo menos manipulada posible. Evitando los conservantes, ya que tienen un alto contenido en tóxicos para el organismo.

Masajes y tratamientos. Por supuesto que no nos íbamos a dejar este espacio. Para los bloqueos que tenemos y que nos cuesta por nosotros mismos obtener unos cambios, podemos usar varias técnicas para acelerar los resultados y echarle al cuerpo una ayuda en el proceso del cambio. El masaje se ajustan a las necesidades particulares de cada cuerpo. Estimula la circulación, favorece la eliminación de toxinas, rompe las adherencias, relaja las tensiones musculares,….y un sin fin de efectos que serían extensos de explicar. En resumen, es una gran ayuda en ese “cambio de chip”, de una manera natural y sin dañar.

En el Templo del Masaje podemos asesorarte en todo lo que puedes hacer para comenzar ese cambio de vida. Te sorprenderá lo fácil que resulta una vez que tienes enfocados los objetivos. Usamos una mezcla de avanzada tecnología y con diferentes técnicas manuales, acompañado siempre de un trato humano, que tanto hace falta en este momento de “crisis”. Puedes comprobarlo sin ningún compromiso. Te animamos a que no te conformes, pero el primer paso lo das tu.

¿¿Podrias decirnos cual es la situación de tu templo?? Agradecemos cualquier opinión que puedas compartir.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>