Menu

Contracturas musculares

Las contracturas musculares son contracciones continuadas e involuntarias del músculo o algunas de sus fibras que aparecen al realizar un esfuerzo. En la zona afectada se identifica como abultamiento de la zona, que causa un molesto dolor y una alteración del funcionamiento del músculo. Hoy aprenderemos a como eliminar contracturas de la manera más sencilla para que nos olvidemos de ese dolor muscular que nunca sabemos lo que es, de donde proviene, pero si lo mucho que molesta.

¿Qué es una contractura muscular?

Seguro que alguna vez has sentido un dolor en el cuello, espalda, algo que baja por la pierna o incluso una sensación de restricción de la movilidad. Muchas veces es complicado diferenciar una contractura de algo más grave, pues en ocasiones los dolores pueden ser muy fuertes y en zonas que a priori no nos hacen sospechar, como en la zona de las costillas.

En muchos casos esos dolores son contracturas musculares que nos bloquean la movilidad y a veces nos provocan dolor.

¿Cómo saber si lo que tienes es una contractura muscular?

Saber si es una contractura muscular es hasta cierto punto sencillo. Si tocamos la zona que duele y movilizamos el músculo poco a poco, al principio puede causar dolor, pero según vamos movilizando, ese dolor deberá ir bajando. Si no baja y aumenta, deberíamos ir a que lo vea un médico.

Hay que descartar que ese dolor no sea debido a un golpe ni a una herida. Por lo general las contracturas aparecen bien por sobre esfuerzo o bien por mantener posturas inadecuadas durante demasiado tiempo.

Si es una contractura muscular, nos encontraremos una zona dura, algo inmovilizada que nos va a costar separar y despegar. Un músculo en condiciones normales debería ser flexible y con cierta movilidad. Además, al intentar movilizar un músculo contracturado, vamos a sentir dolor.

En una contractura, las fibras musculares se han acortado y no se estiran todo lo que deberían, por eso impiden la movilidad. Al no poder moverse, va a ir tirando de otras zonas de su alrededor provocando dolor.

¿Cómo se alivia una contractura muscular?

Para aliviar y eliminar una contractura muscular, vamos a ir amasando el músculo para que el músculo primero entre en calor. Vamos a hacer maniobras para estirar las fibras musculares y recuperar el movimiento.

Pero hay que tener cuidado, porque a veces, no solo hay una contractura muscular en el sitio del dolor sino en más zonas del cuerpo.

Para localizar una contractura muscular podemos, una vez calentada la zona, buscar bultos o durezas musculares. Hay que saber si lo que estamos tocando es músculo u otra cosa para no confundirnos. En este vídeo explicamos cómo hacerlo:

Una vez localizadas las contracturas, se pueden trabajar bien, en contra de las fibras del músculo o a favor de las fibras. Hay multitud de técnicas distintas para ello. También funciona el presionar la zona endurecida y esperar unos segundos a que afloje. Hay que hacerlo con cuidado y de forma progresiva para no dañar. Este método es más eficaz acompañado con respiraciones y estiramientos. Estas presiones pueden ser con el pulgar, con nudillos o con el codo.

Es importante relajar la zona después de un trabajo fuerte para que la persona se quede con una sensación de alivio.

Consejos para prevenir las contracturas musculares

  • Estirar bien todo el cuerpo a diario, especialmente si estamos muchas horas al día en la misma postura.
  • Cuidar la alimentación, ya que comer muchas grasas y una falta de minerales y vitaminas puede provocar mayor riesgo de tener contracturas musculares.
  • Beber agua, ya que así eliminamos toxinas y mejoramos todos los procesos del cuerpo.
  • Realizarte masajes de mantenimiento favorece que tengamos un cuerpo con menos contracturas y dolores.

Comentarios ( 1 )

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>