Menu

Masaje para dormir

En ocasiones tenemos cierto estrés y preocupaciones que nos impiden conciliar el sueño o descansar como es debido, con lo que al día siguiente estamos más cansados y entramos en un ciclo negativo que no termina.
El estrés diario que acumulamos muchos de nosotros cuando llegamos a casa no deja que el cuerpo descanse en su totalidad.

Os vamos a enseñar a realizar un masaje relajante para ayudaros a descansar. En este caso las zonas que trataremos serán: cabeza, manos y pies. Con estos pequeños trucos y masajeando estas zonas de la manera más apropiada, vamos a poder dormir mejor, ya que conseguiremos que el cuerpo entre en un estado de relajación óptimo para que finalmente podamos descansar y recuperar todas esas horas de sueño perdidas.

Lo primero es usar un aceite específico que nos ayude a inducir la relajación. Nosotros recomendamos el aceite Antiestrés de Alqvimia que lleva sobre todo lavanda y nos va a ayudar a calmar la mente.

aceite corporal anti-stress alqvimia

Empezaremos masajeando el cuello y la cabeza, trabajando puntos donde la energía se queda acumulada y los vamos a liberar. Al liberarlos, conseguiremos que la mente se despeje y se calme.

Hay puntos que van en la cara y otros en el cráneo. En el cráneo trabajaremos sobre todo las uniones de los huesos, buscando dónde hay más tensión en los músculos que vayamos palpando.

Después trabajar la cara y el cráneo, vamos a pasar a otras zonas reflejas que van a estimular la relajación, como son las manos y los pies.

En los bebés, por ejemplo, trabajar las manos, ayuda en los casos en los que el bebé está muy activo y no consigue dormir. Masajear las manos, va a provocar que poco a poco vaya entrando en un estado de sueño. Para ello vamos a masajear los dedos, separando y moviendo las articulaciones. Trabajaremos también las palmas. Todos los pasos tienen que ser muy lentos y suaves. Haremos unos pases sedantes alrededor de los dedos para incitar a dormir.

masaje para dormir

Otra zona muy importante es la zona de los pies. Con los pies conseguimos relajar la mente porque es el extremo opuesto a la cabeza. La reflexoterapia podal es una de las técnicas más antiguas que existen, con más de 5.000 años de antigüedad. Se usa como ayudante y preventivo para que el organismo funcione mejor y ayuda a bajar la intensidad mental.

Al trabajar los pies, la persona va a llevar su atención a esa zona, dejando la mente más libre. Los pases van a ser suaves y vamos a trabajar toda la planta, aflojando la musculatura desde el talón hasta los dedos. Se trabajarán las zonas reflejas del riñón, para una buena regeneración de sueño. También trabajaremos la zona refleja de la cabeza, que se sitúa en el dedo gordo. Finalizaremos trabajando los dos pies con pases relajantes y maniobras suaves, par ayudar a que la mente se equilibre.

En este vídeo se pueden ver algunas maniobras realizadas en este masaje:

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>