Los mejores trucos para eliminar la grasa localizada en áreas difíciles del cuerpo

0
152

¡Hola! Soy Maribel Corpa, directora de formación y terapeuta en el Templo del Masaje. Bienvenidos a un nuevo artículo. Hoy te voy a enseñar cómo puedes eliminar esos acúmulos grasos incomodos, antiestéticos y dañinos para la figura. ¡Vamos a ello!

¡Aprende a Dar Masajes Profesionales! ¡Suscríbete a Nuestro Curso!

¿Cómo eliminar la grasa localizada en zonas rebeldes?

Hay que entender que la grasa se acumula porque comemos más de lo que gastamos. ¡No hay más! Lo único que podemos hacer para sacarla de nuestro cuerpo (además de una dieta y actividad física) es ayudar a ablandarla, quitando las adherencias a través de un masaje sencillo.

El proceso es muy fácil, por lo cual, puedes hacerlo en casa sentada en el sofá, de pie o mientras te echas la crema después de la ducha. En cualquier momento del día puedes utilizar estas técnicas.

Para el masaje podemos trabajar con “cualquier crema”, pero evidentemente, lo más adecuado es que usemos un producto especializado en degradar y ablandar la grasa.

En esta caso te recomendamos el Body Sculptor de Alquimia. Un aceite perfecto que trata la acumulación de grasa, la celulitis y además, tiene un efecto reafirmante. Es un tres en uno, perfecto. Lo puedes adquirir en la tienda online del Templo del Masaje a un súper precio.



Laterales inferiores de la espalda

Durante el masaje vamos a trabajar las zonas que suelen ser las más afectadas por la grasa localizada. Empezaremos el masaje en el lateral y posterior de la espalda. Aquí trabajaremos en la pequeña «asa» que se genera por la postura de descanso hacia atrás. Lo mejor para esta zona es hacer amasamientos.

Pues bien, empezaremos a calentar el área primero con el objetivo de enrojecerla un poquito. Hecho esto, procederemos a amasar de abaja hacia arriba, subiendo bien porque la parte superior suele estar más adherida y a veces el problema no es justo donde está localizada la grasa sino en el lugar donde está más pegada, ya que genera que en la parte baja se almacene la grasa.

Entonces tenemos que subir todo. Vamos a usar varias técnicas para ello. Como dijimos anteriormente comenzamos con el amasamiento y empezamos a ablandar.

Después vamos a usar la pinza rodada. Para ello vamos a coger el tejido, lo vamos a pinzar y con los pulgares iremos haciendo una ligera presión para subir toda la grasa. Lo tenemos que hacer rodar adecuadamente para que el resultado sea satisfactorio.

Es posible que haya zonas donde esté más pegada la grasa, lo cual, puede generar molestias y dificultad, pero, aunque sea un poco más suave, lento y cuidadoso vamos a continuar con el movimiento para empezar a ablandar el área.

Al principio la intensidad del dolor será mayor, pero poquito a poco vas a ver que deja de doler y empieza a ser agradable. Es tan sencillo que podrás hacerlo en cualquier lugar. ¡No necesitas nada especial!

Parte baja del abdomen

Otra zona que vamos a tratar es la parte baja del abdomen, conocida comúnmente como «el michelín» que abarca toda la cintura.

Repetiremos los mismos pasos, primero vamos a amasar y a calentar el área hasta que se enrojezcan los bordes de la cadera. Después usaremos la técnica de la pinza rodada.

Esta vez va a ser desde abajo hacia arriba por diferentes líneas más próximas al ombligo, en la zona media y los laterales. Llegaremos al diafragma y si es posible, lo vamos a superar.

Trabajar bien la parte de las costillas nos ayudará a que la grasa de la zona baja del abdomen no se quede tan fijada ni tan endurecida.

Cartuchera

Otra zona muy problemática, que preocupa mucho y que es bastante común es «la cartuchera».

Este problema se manifiesta en las mujeres a las que se les ensanchan más las caderas, pero aun así hay que cuidar mucho la postura para evitar que se marque. A veces solemos dejar caer el glúteo y no lo sujetamos, lo que genera que se forme un pliegue entre el glúteo y la pierna, es aquí donde se hace un bloqueo y la cartuchera empieza a crecer.

Para trabajarla nos vamos a colocar de lado de preferencia tumbadas, aunque también lo podremos hacer de pie mientras nos duchamos.

Cuando ya estemos en la posición correcta, comenzaremos a amasar bien la zona con los nudillos. El movimiento debe ser aplastante con el objetivo de degradar la grasa sin movernos del área.

¡Aprende a Dar Masajes Profesionales! ¡Suscríbete a Nuestro Curso!

Después con la maniobra del pellizqueo buscaremos crear una buena hiperemia, haciendo que el tejido quede bien rojito y ablandado. En ese momento, es cuándo podremos dar por terminado el masaje de esta área.



Espero que os haya gustado el artículo y sobre todo que te sirvao. Ten en cuenta que la alimentación y el ejercicio es lo más importante, pero aun así si tienes dudas, me puedes dejar un comentario.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Ya que cada semana os traemos nuevos trucos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí