Menu

Depresión y miedo: el riñón en la Medicina Tradicional China

RiñónLlega el otoño y los primeros síntomas típicos de esta estación empiezan a aparecer. Las horas de luz disminuyen y es posible que estados de tristeza o incluso similares a la depresión vayan haciéndose presentes. Para la Medicina Tradicional China, que también trata estados mentales y emocionales, la depresión está relacionada con el meridiano de riñón.

Los riñones no son solo responsables de filtrar la sangre y producir orina, sino que forman parte de un sistema energético que aloja la fuerza cósmica en el cuerpo y la transmite, a través de los genes, de generación en generación. Así, no solo guardamos la energía que acumulamos en la vida, haciendo ejercicio por ejemplo. También tendremos mayor cantidad de energía si nuestros padres o abuelos han vivido muchos años de forma sana y con salud.

Los riñones guardan la esencia genética a partir de la cual se produce la médula y los líquidos del cerebro. De esta forma, las condiciones genéticas son desarrolladas en el meridiano de riñón, que incluyen a los órganos que le prestan su nombre. Cualquier problema en la gestación y en los primeros meses de vida, afecta la energía de este meridiano y puede resultar en problemas mentales diversos.

Un problema grave en el meridiano del riñón puede desenbocar en diversas patologías mentales, que pueden ser tan graves como una parálisis cerebral, retraso, neuropatías y desórdenes mentales. La depresión tiene fuertes vínculos con problemas en las primeras etapas de desarrollo, como prueban distintas teorías médicas.

Los desórdenes en la constitución del meridiano del riñón, se pueden englobar en los siguientes riesgos para la salud mental y emocional:

  1. Fobias Suelen ser generales y no necesariamente específicas, como fobia a las arañas o al agua. Mientras más compleja es la persona, las fobias suelen serlo también. Debido a que la principal fobia es el miedo a lo desconocido, se le suelen atribuir cualidades extraordinarias a lo que no se conoce. También se suele dar atributos humanos a lo que no podemos controlar, y por lo tanto, los propios miedos se materializan en las personas que rodean a quienes tienen problemas en la constitución del meridiano del riñón.
  2. Depresión Quien padece de desequilibrios de este tipo es altamente propenso a la depresión. Los riñones controlan la voluntad y la energía para lograr lo que se propone. Si el meridiano es débil, es posible que la persona defienda esta debilidad y se proponga metas bajas, tenga poca autoestima y reaccione exageradamente cuando un obstáculo se interponga entre ella y sus deseos. La frustración y la violencia repentina son ejercicios de estas personas.
  3. Abuso de poder El deseo de controlar puede hacer de estas personas violentas o perversas. No buscan hacer daño a los demás pero sí controlarlos. Suelen tener problemas de empatía y su comprensión del mundo gira en torno a ellos mismos, por lo que tiende a creerse que las cosas y las personas son hostiles y peligrosas. Muchas veces, estas personas son débiles y temerosas, pero proyectan seguridad y gran seducción para protegerse.
  4. Episodios psicóticos Formas simples o complejas de paranoia, según las condiciones estructurales, las vivencias y otros atributos de la persona, suelen ocurrir en quienes tienen problemas en el meridiano del riñón. Esto puede tratarse de celos, envidia, odio o deseos de venganza, normalmente irracionales o listos a aparecer ante una mínima provocación.
  5. Otros factores psicológicos característicos en las personas con problemas del meridiano del riñón son: falta de fe, rigidez, estado ansioso constante, y estado anímico triste o melancólico.

 

En los ciclos de la Teoría de los Cinco Elementos, los riñones alimentan al hígado. Unos producen la sangre y el otro la guarda. De tal forma que problemas en la energía del meridiano del riñón suele derivar en problemas en el hígado, que también tiene comportamientos emocionales particulares. En este caso, el hígado controla los enojos y la toma de decisiones.

Los tratamientos de acupuntura y moxibustión ayudan a restablecer el equilibrio de los meridianos y de cualquier problema relacionado con el flujo de las energías en el cuerpo. El shiatsu o el Qi Gong (o Chi Kung) también funcionan de manera similar.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>