Menu

Todo sobre la osteopatía: qué es, beneficios, usos…

osteopatiaLa osteopatía es una terapia natural que estudia las enfermedades óseas y les pone remedio. La osteopatía se basa en el principio de que nuestro cuerpo se rige por una estructura integral, donde cada parte depende indisolublemente de la otra. La manifestación práctica de la osteopatía se evidencia en un masaje que beneficia la globalidad del cuerpo.

A través de los masajes osteópatas se articula toda la fisiología del ser humano en su integridad: huesos, músculos, ligamentos, tendones, diversos tejidos internos? Esta es la principal diferencia con los especialistas tradicionales: la osteopatía considera el cuerpo como un todo (sin especialidades concretas).

Hay muchas personas que desconocen los beneficios de esta modalidad. Cabe destacar que favorece gran cantidad de dolencias. Los usos más comunes para los que se recurre a la osteopatía son los siguientes:

Práctica en bebés. La osteopatía permite tratar patologías, tan comunes en los menores, como los cólicos del lactante. Se tratan esas situaciones en las que los bebés lloran mucho, sin causa definida, o cuando presentan dolores abdominales o reflujos gastroesofágicos.

En general, los bebés no tienen formado al completo su cuerpo y la osteopatía les ayuda a trabajar,
de forma preventiva, problemas musculares, de visión, trastornos digestivos? desde su más tierna
infancia.

– La osteopatía sana cefaleas, debido a su conexión con los problemas cervicales y vertebrales.
– Ayuda a prevenir futuras lesiones deportivas. En este sentido, la osteopatía posibilita el correcto posicionamiento de cada parte del cuerpo en el lugar que le corresponde, dentro de nuestro organismo, permitiendo un mejor rendimiento físico.

– Da o devuelve la movilidad a las articulaciones. Este apartado es especialmente sensible para las personas mayores, que necesitan recolocar partes de su cuerpo que van quedando desgastadas.

– Es recomendable para aliviar problemas digestivos, como gases, gastritis, estreñimiento, etc.

– El abanico que abarca la osteopatía es amplísimo. Un ejemplo de ello es su empleo en el tratamiento de trastornos del sueño y cuadros de estrés.

La osteopatía consiste en una disciplina no invasiva. Eso significa que no se contempla contraindicación alguna a someterse a sus sesiones, siempre que sea de la mano de un especialista en la materia.

En conclusión, la base de su éxito radica en la creencia de que el organismo es una unidad, con mecanismos que permiten la autorregulación del cuerpo y su mejoría física y, por tanto, mental; y en que pone el foco en detectar el origen primario de la dolencia en cuestión y la evolución que ha desarrollado por el cuerpo.

Los tratamientos pueden aplicarse desde los niños recién nacidos (incluso, en la fase de embarazo
para preparar al feto para el parto), hasta personas ancianas con problemas de movilidad, pasando
por deportistas o adultos, en general, con alguna molestia.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>