Menu

Retención de Líquidos

Retención de Líquidos: Más que un problema estético, un problema de salud

 

En muchas ocasiones nos quedamos en lo más visible. En lo estético. Pero los edemas, inflamaciones y problemas que nos puede provocar y nos provoca la retención de líquidos no son solo estéticos sino que hay que enfrentarlos como una problemática de salud. Y es que si bien no constituye una enfermedad independiente si puede ser un signo clínico que acompañe a diversas patología.  Pero… ¿cómo evitarlo? ¿Por qué se produce? Y lo más importante ¿Cómo mejoramos? 

retención de líquidosComo su propio nombre indica, la retención de líquidos es una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos. En concreto se retiene líquido en la zona intercelular. No es que la célula esté hidratada sino que esa hidratación se queda en el lugar equivocado a causa de alguna toxicidad que identifica como tal nuestro propio organismo. Y como mecanismo de defensa nuestro cuerpo intenta evitarla. Y es en este punto donde debemos y podemos hablar de prevención puesto que las causas pueden ser debidas a la mala alimentación, excesos de grasas saturadas, sedentarismo, bloqueos posturales. Entre las causas también debemos de sumar si tomamos alguna medicación, nuestro sistema linfático, cambios hormonales o nuestra propia genética. Es muy importante poner manos a la obra lo más rápido posible ya que si lo dejamos pasar y cuando llevamos mucho tiempo con estos problemas al final esa retención se convierte en una especie de gelatina y cuesta eliminarla más.

La retención de líquidos nos puede indicar problemas de riñones, en el sistema linfático, en el aparato digestivo y de hipertensión. Los primeros síntomas son los edemas o inflamaciones. Las piernas suele ser la zona del cuerpo más afectada. Los tobillos, manos, muñecas… Como consecuencia notamos falta de movilidad de articulaciones, entumecimiento, piernas pesadas. Todos estos efectos nos deben poner sobre la pista de lo que nos puede estar pasando. Y un dato a tener en cuenta que te contamos en el Templo del Masaje: la orina también nos puede dar una señal de alarma. En concreto la orina transparente. La orina no debe ser transparente, sino tener cierta coloración, sino puede indicarnos un posible problema.

¿Qué podemos hacer para evitar la retención de líquidos?

Lo primero beber agua. Eso sí, no vale beber agua durante dos o tres días como si nos estuviéramos secando por dentro. Hay que aumentar la ingesta de agua de manera progresiva y durante al menos dos o tres semanas para empezar a notar sus efectos beneficiosos.

La alimentación es fundamental. El exceso de grasas saturadas es muy perjudicial. La alimentación sana y equilibrada es básica. Fruta, verduras, yogures, carnes blancas, alcachofas, espárragos y el pescado nos ayudaran.

Controlar la ingesta de sal y tomar ciertas infusiones como la de cola de caballo serán una gran ayuda. Uno de los grandes enemigos es el sedentarismo. Caminar es básico.  No hace falta que seamos atletas profesionales sino caminar todos los días. Y si trabajamos sentados, movamos los dedos de los pies hacía arriba y hacia abajo y levantémonos de vez en cuando.

Los masajes pueden ser una gran ayuda. En concreto dos tipos de masajes: el drenaje linfático manual y el masaje anticelulítico.

El masaje de drenaje linfático manual. Es muy suave y tiene como objetivo mover el líquido de la dermis con maniobras de bombeo y arrastre.  Los masajes anticelulíticos son también muy positivos porque nos oxigena los tejidos y nos reactiva el riego sanguíneo.

Combinar estos masajes con baños de sal pueden ser de gran alivio para nuestras piernas cansadas o nuestras manos inflamadas. Los masajes activan nuestro sistema linfático y ayudan a nuestros tejidos. Además en el Templo del Masaje intentamos conocer perfectamente tus problemas de retención a través de un cuestionario encaminado a conocer cuáles pueden ser las causas y las posibles consecuencias con el objetivo de hacerte la mejor recomendación.  Si tienes problemas de retención de líquidos no dudes en consultarnos.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>