Menu

El Dosha Pitta, transformador de cuerpo y mente

pittaEl Dosha Pitta es otra de las tres que componen la medicina Ayurveda. En este post se explicará cómo son las personas o los temperamentos en los que sobresale este Dosha, así como las formas de regularlo y mejorar el organismo. De los cinco elementos en los que se basa la medicina hindú, el Dosha Pitta se conforma esencialmente de fuego y agua. A modo de recordatorio, el resto de elementos son tierra, aire y éter, y se puede leer más sobre ellos en el resto de entradas del blog de Templo de Masaje.

Pitta controla la transformación, ya sea digiriendo lo que se come y transformándolo en aquello que es útil para el cuerpo o asimilando todo tipo de ideas y conceptos. Gracias a Pitta se absorben cosas esenciales que, posteriormente, serán energía. Controla la digestión y el metabolismo. También se encuentra en la sangre y en el sentido de la vista, al ser responsable de la percepción sensorial.

Las personas en las que predomina este Dosha son de complexión mediana (ni muy alto, ni muy bajo, ni muy gordo ni muy flaco), piel clara o pecosa y de pelo claro. Son hambrientas y sedientas y no les gusta el sol, pues el calor les produce irritabilidad en el cuerpo y en la mente. No soportan perder el tiempo y tienen un carácter emprendedor. Son muy organizados y ven el mundo de manera clara y sistemática. Son pasionales, impulsivos y buenos líderes. Cuando están en desequilibrio se vuelven impacientes y tienden al extremo. Ahí es cuando sacan su mal genio y disconformidad consigo mismo. La ira es la emoción que más altera a los Pitta, pues les “enciende” aún más.

Pitta se siente a través de la temperatura del cuerpo, en el brillo de los ojos y en la piel. Físicamente, son personas de estructura mediana que mantienen su peso, aunque tienen facilidad tanto para engordar como para adelgazar. Tienen el pelo sedoso, aunque con tendencia a canas y pérdida prematura. Sus ojos son penetrantes , tienen un sueño profundo (duermen bien) y generan grandes cantidades de orina.

El desequilibrio de Pitta se manifiesta en los problemas intestinales, como gastroenteritis, así como con hambre excesiva, acidez de estómago, cansancio o nerviosismo. También puede producir granos en la piel, ataques cardíacos, mareos o calvicie. Este Dosha se puede agravar con comidas calientes, picantes y grasas, al hacer ejercicio en las horas de más calor y durante el verano. La envidia, la agresividad y el enojo también afectan negativamente a Pitta. Para equilibrarlo es necesaria la moderación en todos los aspectos, desde las comidas hasta las emociones.

Pitta debe tratar de no autoexigirse tanto y no estresarse en el trabajo, a pesar de que le gusten los retos y desafíos. Un buen contacto con la naturaleza, en un clima fresco, tomar bebidas frías o dar un paseo nocturno le ayudarán a disminuir la intensidad emocional. Los colores que más le favorecen con el verde o el azul; el jazmín, la rosa o el sándalo son las mejores esencias. Por último, los alimentos que más les convienen son los que enfríen su sistema digestivo, como ensaladas o productos crudos. También los alimentos astringentes para prevenir problemas intestinales. Pitta ha de vivir el momento presente para que las transformaciones que debe producir en cuerpo y mente fluyan con la máxima naturalidad posible.

¿Quieres probar el Tratamiento Ritual Ayurveda? Resérvalo aquí

 

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>