Menu

Claves para una pedicura perfecta

pedicura MadridLa pedicura es algo más que un tratamiento estético y para el verano. La pedicura es sinónimo de regalar salud a todo el cuerpo, pues ya se sabe que “no hay que empezar la casa por el tejado” sino por unos buenos cimientos. Por eso, unos pies saludables ayudarán, por ejemplo, a evitar dolores en los dedos, recalentamiento en la planta del pie o los temidos juanetes.

Todas las dolencias y patologías del pie, sobre todo las relacionadas con un mal apoyo o pisada, llegan a extenderse hacia la parte superior del cuerpo, generando problemas en las rodillas, caderas y hasta en la columna. Todo ello se puede prevenir con la pedicura, de donde además se sale “con el guapo subido”. Y tú, ¿te la vas a perder?

A la hora de realizar una pedicura, la clave principal es remojar los pies en agua caliente, mezclada con jabón o aceite esencial de árbol de té. Esto sirve para desinfectar y ablandar las durezas y las uñas. Con el pie todavía húmedo, el siguiente paso es retirar las durezas con un cortacallos, o bien utilizar una piedra pómez para quitar lo más áspero. Eso sí, sin realizar maniobras fuertes o compresiones exageradas. Antes de secar el pie, es momento de cortar las uñas, limpiar los picos y retirar las pieles en exceso.

La segunda parte del proceso tiene lugar con el pie seco. Ahí es cuando se pulen las uñas, para no dañarlas, y se lima la planta del pie para que quede suave. Si se necesita un extra de hidratación se aplica crema. También se puede realizar un peeling y aplicar parafina, que prolonga la hidratación y el efecto de la pedicura.

El broche final, o al menos lo más recomendable para acabar una pedicura, es disfrutar de un masaje o sesión de reflexología podal para aflojar todo el cuerpo y eliminar las tensiones que se producen desde la base, a veces de manera inconsciente.

Una sesión de pedicura es recomendable para todo el mundo y será muy sorprendente para aquellos que nunca la han probado, por todos los beneficios y relajación que aporta. Es aún más aconsejable para personas con hiperqueratosis o problemas de sequedad, quienes se la deberían de  hacer una vez cada mes o mes y medio. Para el resto de personas lo usual es cada tres meses. Una pedicura en el Templo del Masaje aporta todo tipo de beneficios, arreglando estéticamente todo el pie y proporcionando bienestar al resto del cuerpo.

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>