VARICES: ¿QUÉ son? ¿Se PUEDEN QUITAR?

0
46

¡Bienvenidos a un nuevo artículo templarios y templarias! El día de hoy (siguiendo las peticiones de muchos de ustedes) hablaremos sobre las varices en el cuerpo.

¿Qué son las varices?

Las varices son una afección de las venas que se manifiesta cuando estas sufren daños en sus paredes y dificultan el retorno de la sangre.

qué son las varices
Varices

Las venas tienen unas válvulas que ayudan a la sangre a regresar al corazón y evitan que baje. Sin embargo, cuando se dañan o se ensanchan, generan una retención y, en consecuencia, una coloración morada.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Lo que más preocupa de las varices es su efecto antiestético, pero eso no es todo, también provocan cansancio en las piernas, pesadez y dificultad a la hora de caminar.

Tipos de varices

Existen diferentes tipos de varices; hay unas muy pequeñitas que afectan a los capilares más superficiales de la piel, estas son llamadas arañas vasculares o micro varices. No son tan graves, ya que solo afectan a la circulación periférica y no tienen una influencia en la salud. Su efecto es más antiestético.

En otros casos, puede que estén afectadas venas más gruesas e importantes. Este tipo de várice se conoce como: reticulares y tronculares. Se caracterizan por tener mayor grosor y provocar un abultamiento más notorio. Son ligeramente más peligrosas para la salud y el estado de las piernas, generando pesadez y una retención de líquido.

Este último padecimiento, se generará debido a que el sistema linfático y el venoso trabajan en conjunto para liberar; si alguno de los dos no funciona bien forzará al otro, haciendo que no pueda cumplir sus funciones adecuadamente.

¿Por qué surgen las varices?

Normalmente, este problema aparece por una tendencia genética (madre, padre, abuelos, etc.) que se va repitiendo de generación en generación.

También pueden aparecer en determinados momentos de la vida, como por ejemplo cuando nos toca trabajar de pie durante muchas horas o en circunstancias especiales, como los embarazos.

Si tienes este problema lo mejor es acudir a un médico vascular para que haga una valoración del daño y así, tratar de evitar que empeore.

¿Se pueden quitar las varices?

¡Esta es la pregunta del millón respecto al tema! ¿Se pueden quitar las varices?

Quitarlas es un poco complejo, lo mejor es prevenirlas. Si notas que ya tienes la tendencia, debes empezar a cuidarte las piernas para evitar que aparezcan.

Una vez que ya han aparecido, la mayoría de los tratamientos para acabar con ellas son médicos. Puede ser desde una cirugía hasta terapias de láser o inyectables donde esclerosen la vena (la llenan con una espuma) y así no se visualiza.

Nosotros, en este artículo, nos vamos a enfocar en las formas de prevenirlas.

Factores de riesgo para la aparición de las varices

  • Trabajar de pie o sentado muchas horas: Esto dificulta el flujo de la circulación, lo que terminará por dañar el sistema.
  • Embarazo: En estos casos, lo mejor es darse masajes para evitar que aparezcan.
  • Edad: Este también es un factor de riesgo, porque el cuerpo va perdiendo nutrientes ocasionado (entre otras cosas) que las paredes de las venas se dañen con mayor facilidad.
  • Enfermedades cardiovasculares: Los pacientes que sufren este tipo de afecciones tiene problemas circulatorios que fomentan su aparición.

Riesgos al padecer varices

Evidentemente, no todos los tipos de varices tienen la misma gravedad. Si son pequeñitas, localizadas o están en zonas concretas, no son tan graves, sobre todo si ya han sido valoradas por el especialista.

Sin embargo, si tienes varices en todas las piernas, la piel va a estar más sensible y no podemos hacer manipulaciones fuertes que rompan las paredes de las venas.

Otro riesgo asociado a las varices es la presencia de coágulos. Normalmente, la gente con este problema necesita consumir anticoagulantes y un médico debe dar seguimiento a su caso para evitar situaciones más graves, pero si no es así, hay que tener cuidado, sobre todo si notas que una de las zonas afectadas presenta una pequeña “fiebre localizada”.

En estos casos, lo mejor es evitar el masaje (o cualquier otra terapia) e ir con el médico.

Si ya llevas un control médico, entonces si podrás empezar a tratarte para limitar el problema y mejorar la sensación de cansancio en las piernas.

Consejos para tratar las varices

Medias de compresión

Normalmente, el médico te va a recetar las medias de compresión desde la primera revisión. Este producto se caracteriza por tener un tejido muy fuerte que va a ejercer una presión en toda la pierna evitando que el líquido se estanque, lo que mejorará la sensación de cansancio y de livianes en ellas.

varices
Medias de compresión

Sin embargo, el problema con estas medias es que no todo el mundo se las sabe poner. Por lo general, los pacientes piensan que las pueden usar en cualquier momento del día y a cualquier hora. ¡Esto no es así!

Las medias tienen el objetivo de dejar la pierna completamente finita y sin circulación estancada para que la sangre no pueda bajar. Por esta razón, lo mejor es ponértelas a primera hora del día, incluso antes de levantarte.

Si no puedes hacerlo así, es importante que antes de ponértelas mantengas las piernas en alto durante unos 15 minutos.

Agua fría para mejorar la circulación

Otro consejo que ofrece buenos resultados si este es tu problema, es poner agua fría en las zonas afectadas al terminar de bañarte.

Sé que esto suena muy fuerte y hay gente que no lo puede tolerar. No pasa nada, no hace falta que lleguemos al frío extremo (si lo puede aguantar perfecto), basta con que pongas el agua a una temperatura más baja en comparación con la que te has bañado.

Inicia vertiéndola en los pies y ve subiendo poco a poco hasta llegar a la zona afectada. Esto te ayudará a conseguir un bombeo que irá desde la parte baja hasta arriba, mejorando así la circulación de retorno.

Mantén las piernas en alto

Además, si trabajas muchas horas de pie o sentado, te recomiendo poner las piernas en alto todas las noches para quitar el líquido que has acumulado en ese día.

Si realizas esto diariamente, notarás que el problema no avanza tan rápidamente. Sin embargo, si no eliminas la retención de líquido acabará endureciéndose, lo que dificultará aún más su eliminación.

Terapias alternativas y masajes

Evidentemente también podemos hacer terapias más placenteras como los masajes. Estos son fantásticos para tratar problemas circulatorios. Aquí te dejo unos artículos para que puedas conocer más sobre sus resultados para eliminar afecciones en la circulación y la retención de líquidos:

Automasaje para eliminar la celulitis

Drenaje linfático facial

Masaje para eliminar la celulitis

Lo único que debes tener en consideración para usar estas terapias es el estado de las piernas y de las varices. Si son chiquitas y más finitas (como hablamos al principio), el masaje puede ser un poquito más profundo (podemos ejercer más presión).

Sin embargo, si las varices son más gruesas, se visualizan mucho e incluso influyen en la retención de líquido, lo mejor será trabajarlas haciendo pases suaves y drenantes, ajustándote a la sensación de tolerancia del paciente para no provocar dolor; deben ser agradables, placenteros y relajantes.

cómo tratar las varices
Masaje para tratar las varices

Por supuesto, todas las maniobras serán ascendentes para favorecer el retorno venoso. Si llevamos la presión hacia abajo vamos a empeorar el problema.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Para tratar este padecimiento, también es importantísimo beber agua, ya que nos ayudará a eliminar las toxinas. La dificultad en el retorno de la circulación hará que retengamos más residuos malos para el organismo, así que toma muy en cuenta este consejo.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te haya ayudado a aclarar la dudas que tenías sobre el tema de las varices, pero si tienes preguntas puedes dejarlas en la caja de comentarios. ¡Con mucho gusto las responderé!

Recuerda hacer miembro de mi canal de YouTube para acceder a contenido mucho más interesante sobre este y otros temas relacionados. Y no lo olvides, ¡cuídate que tu cuerpo es tu templo! ¡Hasta la próxima!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí