Sobrecarga en el ABDUCTOR: Aprende a aliviarlo con MASAJE

0
95

¡Hola a todos! Bienvenidos a un nuevo artículo. El día de hoy, les enseñaré cómo masajear el músculo del abductor, uno de los más importantes para los deportistas.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Te mostraré unas técnicas muy básicas, pero de mucha utilidad que podrás realizar, aunque no seas experta en el tema.

¿Qué puede afectar al músculo abductor?

El músculo abductor se encuentra en la cara interna de la pierna. Normalmente, suele causar molestias a la gente que hace deporte o que corre en exceso. Además, se puede ver afectado por trabajar mucho tiempo de pie o sentado.



Para aliviar los dolores que genera, te enseñaré un masaje con el que conseguiremos descontracturar toda la zona, disminuyendo así su afección.

Esta terapia se puede realizar una vez a la semana (como mantenimiento), aunque si eres deportista te recomiendo que lo hagas siempre que termines de hacer el ejercicio. Es un complemento ideal a los estiramientos.

Podemos trabajar toda la pierna, pero en este artículo solo nos concentraremos justo en esa zona.

¿Cómo detectar problemas en el abductor?

Cuando tenemos cargado el abductor normalmente sentimos una molestia en toda esa cara interna de la pierna o en la zona de la ingle. Además, nos dificultará la caminata o se va a sobrecargar (dolor) según vayamos caminando. Por esta razón, es muy importante tener este músculo bien sano.

¿Cómo hacer un masaje del abductor?

Comenzaremos aplicando aceite para poder realizar las maniobras del masaje. Podemos utilizar cualquiera que tengamos a mano o si lo preferimos, una crema especial. Te invito a leer este artículo de aromaterapia para conocer más detalles sobre el tema.

Músculo abductor
Aplicación del aceite

En el Templo del Masaje para los deportistas tenemos el C.16 de Lamdors que nos va a servir para recuperar la musculatura y eliminar todas las toxinas que se hayan generado durante el entrenamiento.

masaje relajante en el músculo abductor
¡Adquiere el C.16 de Lamdors «SEDATONIC» en Nuestra Tienda!

¡Adquiere el C.16 de Lamdors «SEDATONIC» en Nuestra Tienda!

Terminado lo anterior, haremos unos pases suaves de forma ascendente desde la rodilla hacia la ingle, con el objetivo de favorecer el movimiento de la circulación y la renovación de los líquidos.

Cómo aliviar el dolor del músculo abductor
Pases suaves ascendentes



Continuaremos con una maniobra de calentamiento. Para ello usaremos la “pinza profunda” tratando de movilizar toda la cara interna de la pierna, centrándonos, sobre todo, en las zonas con mayor dureza o contractura. Del mismo modo, trabajaremos los lugares donde notemos mayor molestia.

Consejos para tratar el músculo abductor
Pinza profunda del muslo

Para identificar las contracturas deberás encontrar las partes que estén más endurecidas y que generen un poco de resistencia. En estas zonas, repetiremos la maniobra varias veces hasta conseguir un cambio en la rigidez y una mayor flexibilidad.

Terminado la anterior, realizaremos unos estiramientos sujetando la cara interna del muslo y el abductor e inclinándonos hacia atrás sin ejercer fuerza. Nos vamos a agarrar de la zona rígida del músculo y mantendremos la postura hasta notar que va cediendo poco a poco y nos va dejando echarnos más hacia atrás. ¡Ojo! Solo usa el peso del cuerpo.

Masaje para disminuir el dolor en el músculo abductor
Estiramientos del abductor

Vamos a ir cambiando de zona, yendo desde la ingle hasta la rodilla siguiendo toda la línea del abductor, procurando insistir más en las áreas más rígidas.

Cuando hayamos terminado, volveremos a realizar el masaje, pero esta vez yendo desde la rodilla hasta la ingle; seguramente notaremos una menor dureza.

Después haremos una maniobra más profunda, estirando la cara interna del muslo hasta donde la persona nos deje o donde percibamos una mayor tensión. Para ello, sujetaremos el pie y ayudaremos a flexionar la rodilla suavemente; en esta postura debemos tener mucho cuidado. Si tira demasiado la pierna, debajo de la rodilla colocaremos un cojín, una almohada o algo que la eleve para que no esté tan forzada. Al realizar lo anterior, tendremos más acceso al músculo y lo estiraremos, consiguiendo un trabajo doble.

¡Reserva un Masaje Ahora!

Al llegar a esta postura, iniciaremos presionando con las yemas de los dedos desde la rodilla hasta la zona de la ingle, repitiendo varias veces hasta que aflojemos las contracturas que hayamos detectado previamente.

Técnica de masaje del músculo abductor
Presión con las yemas de los dedos

Cuanto más afectada o forzado esté el área, mayor será la resistencia o dureza que hallemos. La intención de esta terapia es ablandar esa dureza y conseguir un tejido más suave. Al realizar este masaje, notarás que la persona va aliviando sus molestias.

Además de los dedos, también podemos usar los nudillos. Yo recomiendo hacerlo con más cuidado y con deportistas que aguanten mejor la presión. Para esto, colocaremos el puño sobre la zona del músculo (empezando en la rodilla) y comenzaremos con los pases hasta la ingle.

Tratar el dolor en el músculo abductor
Presión con el nudillo

En caso de que requiramos más profundidad podemos usar la zona del antebrazo, acoplándola en la parte de la rodilla y realizando un arrastre hasta la ingle impulsándonos con nuestro mismo peso muy suavemente, porque está maniobra es muy potente, de hecho, solo está recomendada para personas con una musculatura fuerte y resistente.

Cómo disminuir las molestias del músculo abductor rápidamente
Presión con el antebrazo

Como puedes darte cuenta, estas maniobras son muy sencillas y efectivas, ya que provocan un alivio inmediato y si las hacemos de manera frecuente conseguiremos mayor flexibilidad en la musculatura.



También podemos combinar el masaje con otras terapias para lograr un efecto más completo y liberador.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te haya gustado y te sea de mucha ayuda para aliviar tus molestias o dolores. Si deseas acceder a más contenido, te invito a hacerte miembro de mi canal de Youtube.

¡Y nunca lo olvides! Cuídate que tu cuerpo es tu templo. ¡Hasta la próxima!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí