NO hagas REFLEXOLGIA PODAL sin leer esto: Principales Contraindicaciones

0
64

La reflexología es una terapia que está indicada para muchísimas cosas porque ayuda a liberar dolores de cabeza, otorga alivio a problemas digestivos y permite organizar un poquito la energía del cuerpo. No vamos a poder trabajar cosas físicas evidentemente (para eso hay otros tratamientos), pero haremos que el organismo funcione mejor.

¿Para qué sirve la reflexología?

Una de las mayores indicaciones que tiene es para las enfermedades psicosomáticas, las cuales son padecimientos creados a través de una emoción que se repite y se continúa. En estos casos la reflexología y las terapias naturales son las que más nos van a ayudar.

¡Mejora tu Vida!. ¡Reserva un Masaje de Reflexología Podal Ahora!

Recomendaciones tiene muchas, pero para este artículo en lo que más nos vamos a fijar son en las contraindicaciones.

Contraindicaciones de la reflexología

#1 Hongos

Como estamos trabajando los pies lo más importante es que estén sanos. Es decir, si tienen hongos, papilomas o alguna alteración de la piel que no sepamos muy bien que es, lo mejor es no tocar, ya que, al masajear estas zonas infectadas, podemos extender el problema.

En caso de que tengamos ese tipo de lesiones en los pies, les recomendamos tener muchísima higiene, hay que lavarlos y secarlos muy bien todos los días. No los debes dejar con humedad.

Hay un aceite esencial (el árbol de té) que es fabuloso para estos casos ya que es un bactericida y ayuda a secar y controlar la infección. Eso sí, lo tienes que aplicar todos los días.

#2 Cardiopatías

La reflexología está contraindicada para personas con cardiopatías o con problemas del corazón, de la circulación y de la sangre, ya que esta terapia consiste en movilizar la circulación desde los pies hasta la cabeza, por lo cual, si los pacientes han sufrido infartos o tienen problemas relacionados, deberemos tener muchísimo cuidado, sobre todo si no están medicados.

Hay pacientes que sufren de estos problemas y se le empeora la circulación de las piernas, provocando que surjan varices que pueden derivar en tromboflebitis o flebitis. El problema se deriva de que la circulación no va bien, al ir más lenta se tiende a coagular generando que se estanque la sangre en alguna de las venitas de la pierna. En estos casos, al hacer reflexología movilizaremos esos coágulos haciendo que reduzcan un poquito su tamaño. Esto genera puedan moverse a la ingle al tórax o incluso la cabeza. Por esta razón, hay que tener mucho cuidado, lo mejor es derivar al médico.

Ahora bien, si la persona está tratada médicamente, tiene su anticoagulante recetado y está controlada, a lo mejor si podemos hacer algún un masajito de pies.

De cualquier modo, donde ha habido problemas de corazón o de circulación siempre es mejor que el médico te autorice que puedes darle el mensaje. Evidentemente si estos problemas empeoran se va a generar una gangrena en las piernas que es cuando se amoratan. Por esta razón, NUNCA hagas una reflexología a estos pacientes.

#3 Heridas y úlceras

Si encontramos pequeñas úlceras o zonas de apertura donde se ve que la piel está dañada, tampoco podemos dar un masaje. Tenemos que dejar que el cuerpo se defienda y haga un cierre de esa herida o de esa úlcera, porque si movilizamos la circulación aparte de que distraer al sistema inmune, podemos infectar, lo cual, terminaría por empeorar el problema en lugar de solucionarlo.

#4 Embarazo

Otros casos en los que nosotras tenemos muchísimo cuidado son los embarazos. En los tres primeros meses, los pies son muy estimulantes. Es decir, hay zonas que si las estimulamos demasiado podemos provocar demasiado movimiento en el útero y eso podría desencadenar un aborto.

Por esta razón, hoy en día del como el tema de los embarazos y los abortos está complicado y hay mucha gente que tiene problemas de fertilidad, es preferible que en los tres primeros meses no se trabaje en los pies. Después de este periodo de tiempo ya no habría problema, De hecho, entre el sexto y el noveno mes del embarazo es perfecto, beneficioso e ideal. Incluso va a ayudar para que todo salga bien durante el parto.

#5 Urgencias

Otros casos donde hay que tener mucho cuidado son las urgencias. Viene la gente con dolor de cabeza intenso, con una fiebre o con alguna alteración y nosotros creemos que a través de los pies se la vamos a quitar. No es así, en estos casos el cuerpo debe tener su proceso de recuperación. Hay que dejarle que trabaje solo, no le vamos a estimular la circulación porque podríamos empeorar el problema.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online Ahora Mismo!

También está el caso de que viene alguien para que le des un masaje porque se ha hecho un esguince o se ha doblado el tobillo justo en el momento de dolor. En estos casos, tampoco podemos hacerlo. En el momento en el que ves el esguince, si no sabes manipular bien las maniobras o no eres especialista, es mejor que no toques. Ahí hay que hacer un tratamiento específico para que el problema no empeore. Lo mejor es que el paciente, se ponga hielo, repose y que se vaya al médico.

Cuando ya se esté recuperando y en rehabilitación, ahí sí ya podemos ayudarle, ya que el dolor se ha ido, no hay calor y la inflamación ha cedido. Podemos masajear para que el movimiento mejore y no se queden daños.

#6 Pie de diabético

El pie de diabético es otro caso donde hay que estar alertas. Se distingue por estar un poco morado y con manchas, donde se nota que la circulación está dañada.

Es lo mismo que te decía antes, los problemas circulatorios son alertas. Por esta razón, vamos a tener cuidado porque si no están medicados podríamos generar daños graves.

#7 Postoperatorio

Para el caso de los posoperatorios, como ya sabes, hay algunos que si podemos tratar con buenos resultados porque a través del pie ayudaremos al cuerpo a eliminar la anestesia que haya podido quedar y mejoraremos el proceso de recuperación.

Sin embargo, en otros escenarios como el de las varices o en operaciones que se han hecho en las piernas, es preferible esperar los meses que el médico indique. Hay que darle tiempo al cuerpo para que se recupere y una vez que esto suceda ya podremos iniciar un tratamiento.

La mayoría de las terapias naturales son preventivas, lo que significa que van a ayudar a que tu salud se mantenga donde tiene que estar y no empeores. Sin embargo, si la enfermedad ya se ha desencadenado no podemos pretender con una reflexología curarla.

Quitando las contraindicaciones que hemos nombrado, el resto de las personas (que somos muchas, aunque no lo parezca) si nos podemos masajear.

Aprende Más e Inscríbete a Nuestro Curso Impartido por Maribel Corpa

Espero que este artículo te haya sido de mucha utilidad. Si tienes dudas no olvides dejármelas en los comentarios para que pueda responderlas. Y recuerda siempre cuidarte porque tu cuerpo es tu templo. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí