Menu

El masaje en Europa y en el Templo

El masaje es algo tradicional, basado en la historia y en la experiencia del aprendizaje, pero ¿dónde está su origen? Según la documentación histórica, el masaje tuvo una gran influencia en la cultura clásica europea y su llegada a la Europa moderna tuvo una gran repercusión.

Ya Hipócrates aludía en el siglo IV antes de nuestra era al masaje como un conocimiento médico esencial y hablaba de la gran importancia de un masaje diario para la salud. En la competición olímpica, ya existía la figura del masajista que preparaba y recuperaba a los atletas, el alipte.

masaje grecia

Homero también recogía ya en sus poemas estas prácticas saludables, y hablaba de como las mujeres masajeaban a los guerreros antes del combate. De la sociedad romana son bien conocidas sus termas y los tratamientos de salud y belleza que en ellas se desarrollaban, incluyendo masajes terapéuticos, relajantes o estimulantes, manicura y pedicura.

Los conocimientos nacidos en Egipto y Grecia marcaron el desarrollo posterior de los masajes. Así, Galeno, el médico más reconocido de la historia, ya clasificó los masajes en tres modalidades, firme, suave y moderado, y los combinó para obtener hasta 9 tipos de masaje diferentes.

Tras la caída del Imperio Romano y desde el 476 hasta 1450, se desarrolla la Edad Media, un freno en Europa a los movimientos y avances científicos y culturales. La Iglesia condenó entonces el masaje y quedó relegado a un concepto de erotismo sin sentido.

Pero en esta época iba a llegar el ímpetu moderno de Marco Polo. El comerciante italiano viajó al lejano Oriente y a su vuelta se convirtió en propagador de la cultura asiática. La belleza, el cuidado corporal, los baños, los ungüentos y los masajes empezaban a cobrar importancia para la mujer occidental.

En esto que la Edad Media agotó su etapa y surgió el Renacimiento. Con él resurgieron las ciencias y se prestó más atención al cuidado de la salud, el bienestar y el bienparecer. El masaje empieza a ser considerado de nuevo un medio curativo gracias a la aportación de Ambroise Pare, un cirujano francés que resaltó los efectos positivos y curativos del masaje, y que elaboró también su propia tipología de tratamientos.

Siglos después, pero también desde Francia llega el paso definitivo para acercarse a la concepción actual del masaje. Los misioneros Pierre-Martial Cibot y Jean Joseph Marie Amiot trajeron las técnicas de masaje a Europa desde China en 1776. ¿Cómo lo hicieron? A parte de poner en práctica los conocimientos adquiridos, los plasmaron en la traducción de los Tratados chinos sobre medicina interna, donde se incluye una lista de plantas medicinales, ejercicios y técnicas muy elaboradas de masaje.

Entonces el masaje llegó para quedarse. Después de una historia convulsa, podemos disfrutar en Europa de las mejores técnicas de masaje. En el Templo, podrás disfrutar de todo tipo de tratamientos y sentir en un minuto como el peso de la historia y la tradición reconfortan tu cuerpo y revitalizan tu mente. ¿Sabes dónde estamos?

Deja un comentario

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>