Inicio Masaje Beneficios de la sauna en combinación con el masaje

Beneficios de la sauna en combinación con el masaje

La sauna es ese delicioso baño de vapor seco, finlandés, lleno de beneficios para la salud y el bienestar, que de un tiempo a esta parte, se ha convertido en una práctica a nivel internacional, perfectamente integrada en nuestro día a día a través de gimnasios, spas, centros médicos, de belleza, etc.

En Finlandia hay una sauna por cada tres personas, y este baño puede presumir incluso de tener un día propio: el 12 de marzo, día mundial de la sauna. Y no es para menos, porque estos baños acompañan a los finlandeses desde hace miles de años.

Se cree que en los siglos V y VIII ya se conocían en Finlandia las saunas de madera, que desde entonces, siempre han sido consideradas como un lugar solemne, en el que los finlandeses iban a purificarse el cuerpo y el espíritu. La sauna ha sido siempre un espacio muy arraigado a sus tradiciones, que incluso se empleaba como escenario de partos, por considerarse un refugio natural contra las bacterias.

Históricamente la gente iba a la sauna para sanarse, y así seguimos haciéndolo, porque como muchos hemos podido comprobar, la sauna relaja, calma y devuelve la paz espiritual.

 Los súperpoderes de la sauna

Un antiguo dicho finés afirma que: “…en la sauna te ablandarás. Cuando sientas que te duelen las venas y los huesos te aprietan, el remedio es una sauna. Cuando tengas jaquecas, debes ir a la sauna. Cuando tengas tos no podrás ir hasta que se te haya pasado. Si entras en la sauna aterido de frío, éste se refugiará en tu corazón. Primero deberás calentarte por dentro y sólo después tomar la sauna».

sauna

Se ha comprobado que la sauna, aunque directamente no cure enfermedades, sí tiene efectos beneficiosos sobre la salud, incluso sobre los síntomas de ciertas afecciones.

Analicemos algunos de ellos:

  • Ayuda a desintoxicar y regenerar la piel: El calor dilata los vasos capilares de la piel, incrementa la circulación sanguínea en la superficie de la piel, abriendo los poros y eliminando toxinas y realiza una limpieza de la epidermis. Las altas temperaturas y la humedad de la sauna estimulan el riego sanguíneo y contribuyen a la regeneración celular de la piel, mejorando algunos problemas de piel.

Además, por medio del sudor ayudamos a eliminar sustancias tóxicas como el alcohol, la nicotina, el ácido sulfúrico…

  • Limpia las vías respiratorias: La dilatación de las ramificaciones respiratorias, produce una mayor oxigenación y el vapor hace más fluida la mucosidad, ayudando a despejar las vías respiratorias. De hecho, se ha comprobado una mejora notable en los tratamientos de personas con enfermedades respiratorias obstructivas.
  • Mejora la circulación: Las altas temperaturas a las que sometemos a nuestro organismo al entrar en la sauna, ayudan a activar la circulación sanguínea. El cuerpo libera endorfinas, generando un efecto calmante, dilatando los vasos sanguíneos, reduciendo la tensión arterial y mejorando, por tanto, la circulación.
  • Relaja y ayuda a dormir: Uno de los beneficios más claros de la sauna, es su poder relajante. Las altas temperaturas a las que nos sometemos, ayudan a descender la presión arterial, ralentizan los impulsos nerviosos, y nos ayudan a combatir el estrés y el insomnio. Nos ayuda a sentirnos más relajados y por lo tanto mejorar la conciliación del sueño.

Los súperpoderes de la sauna combinada con los masajes

Vale, ya nos ha quedado claro que la sauna, además de fortalecer el cuerpo y sosegar el espíritu, como siempre han defendido los finlandeses, también aporta muchas otras ventajas para la salud, pero ¿qué pasa si además lo combinamos con un masaje después del baño de vapor?

Analicemos los beneficios de combinar estas dos técnicas terapéuticas:

  • La piel está más receptiva: Los poros de la piel se abren con la ayuda de la sauna, absorbiendo mejor cualquier pomada, aceite o crema con propiedades terapéuticas que se aplique durante el masaje y multiplicando, por lo tanto, su efecto medicinal y reconstituyente. Un buen ejemplo de ello son las cremas que se utilizan en los masajes anticelulíticos. Esta preparación previa de la piel es muy beneficiosa, por ejemplo, como paso previo a masajes faciales como el masaje Kobido.
  • El sistema locomotor y articular está preparado: La eliminación de líquidos a través de la transpiración genera efectos beneficiosos en el sistema locomotor y articular, ayudando en torceduras, rigidez articular, espasmos musculares y otro tipo de lesiones a tratar con masajes terapéuticos.
  • La circulación ya está activada: En la sauna, nuestro ritmo cardíaco aumenta, los vasos sanguíneos se ensanchan y esto hace que se active la circulación. Un fenómeno que aún podemos potenciar más, alternando las sesiones de sauna con duchas frías.

Que el sistema circulatorio ya esté activado es muy positivo para tratamientos como el masaje del Drenaje Linfático, el Masaje Circulatorio o el Masaje Anticelulítico, ya que se aprovecha esa reactivación previa de la circulación, para potenciar los efectos beneficiosos que proporcionan estas maniobras, ayudando a eliminar el líquido retenido en los tejidos, activando un mejor funcionamiento del sistema linfático y reestimulando la circulación sanguínea.

  • El cuerpo está más flexible: Tal y como se ha comprobado en técnicas como el Bikram Yoga, a altas temperaturas, el cuerpo se vuelve más flexible gracias a una mayor vasodilatación producida por el calor, lo que hace más fácil movilizar la musculatura, a la hora de manipular las distintas partes del cuerpo en el masaje.

Para masajes descontracturantes o masajes deportivos, es especialmente beneficioso, poder contar con una mayor elasticidad de los tejidos y una mayor movilidad. Si la circulación ya está estimulada como consecuencia de las altas temperaturas a las que hemos sometido a nuestro organismo durante la sauna, facilitaremos y aceleraremos el proceso terapéutico del masaje.

masajes Madrid

  • Estamos más relajados: El vapor tiende a relajar los músculos y preparar la piel para obtener mejores resultados durante el masaje. Además, mentalmente también estaremos más relajados, habremos liberado tensiones y reducido la ansiedad, facilitando el tratamiento de procesos musculares dolorosos producidos por contracturas o lesiones, situaciones que por lo general se incrementan con la ansiedad.

En definitiva, cualquier tipo de masaje terapéutico o estético se ve beneficiado por el efecto de una sesión previa de sauna, así que si lo que quieres es maximizar los resultados de tu masaje, ya sabes.

COMPRAR SESIÓN DE SAUNA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- OFERTA -

CATEGORÍAS

LO MÁS POPULAR

Piernas hinchadas: síntomas y causas

¿Qué es? Se conoce comúnmente como piernas hinchadas a un edema (presencia de un exceso...

Reflexología, 7 cursiosidades que no todo el mundo sabe

Nos sostienen, nos transportan, con ellos practicamos deporte e intentamos que luzcan bien con...

Dolor después del masaje

Tras una sesión puede ser probable que se sienta dolor después del masaje en...

Moxibustion: el calor que te equilibra

En artículos anteriores, hemos hablado sobre la Medicina Tradicional China y algunas de sus...