ALIVIA la ANSIEDAD a través de la RESPIRACIÓN

0
21

¡Bienvenidos a un nuevo artículo Templarios y Templarias! En esta ocasión les daré un súper consejo que, con muy poquito esfuerzo les dará muchos beneficios.

El día de hoy, hablaremos de la respiración consiente para controlar nuestra ansiedad, uno de los problemas más comunes hoy en día.

Puede que no sufran seguido de ansiedad, pero seguramente en algún momento de sus vidas la han padecido.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Gracias a los consejos que les compartiré, la próxima vez que les pase la van a saber manejar mucho mejor.

¿Cómo se manifiesta la ansiedad?

Antes de entrar de lleno al tema, es importante que hablemos un poquito más sobre la ansiedad, porque seguramente algunos no han detectado los momentos en los que la han sufrido.

La ansiedad es un momento en el que el cuerpo experimenta una sensación de nerviosismo o inquietud, pero no hay una justificación aparente.

Esta sensación se va prolongando a lo largo del día e incluso, en algunos casos, llega a empeorar.

No sabemos muy bien por qué, pero algo en nuestro interior no está funcionado adecuadamente y el cuerpo está intranquilo, manifestándolo con un sentimiento de ahogo, de agobio, etc. Sin duda, es una de las peores cosas que podemos vivir.

Si empiezan a sentir ese nerviosismo, lo mejor es detenerlo al principio ya que, si desemboca en algo más grave, seguramente deberemos acudir al médico para que pueda relajarnos.

En cuanto detectemos que un episodio de ansiedad está cerca, deberemos trabajar con nuestra respiración. Más adelante te mostraré cómo hacerlo.

Esta herramienta (muy sencilla) les va a ayudar a gestionar estos momentos de ansiedad mucho mejor.

Consejos para aliviar la ansiedad a través de la respiración

Como ya hemos hablado antes, es muy importante escuchar nuestro cuerpo. Incluso hay técnicas como el Mindfulness donde debes ser consiente de cada uno de tus movimientos para poder conocer qué es lo que te está diciendo.

La respiración funciona de la misma manera, aunque todo el día la usada siempre lo hacemos de forma involuntaria. Para escuchar a nuestro cuerpo, es importantísimo ser conscientes de cómo es nuestra respiración ya que, con el estrés, los agobios y la ansiedad se va acortando lo que deriva en que mermemos nuestra capacidad pulmonar.

En consecuencia, esto comienza a crear un círculo vicioso que genera tensión y, sobre todo, mucha presión en toda la zona del pecho y del diafragma.

Mucha gente cuando mantiene un estado de ansiedad en el tiempo notará que su diafragma apenas se moviliza, lo que hará muy difícil trabajar la respiración para eliminar este problema.

En estos casos, hay que realizar una terapia diaria para evitar que surja un problema mayor.

En los episodios de ansiedad lo que notaremos será un plexo solar comprimido y el diafragma muy retenido. Para aliviar esto, es necesario utilizar la respiración.

Ejercicio de respiración para aliviar la ansiedad

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

Es importante respirar de manera consiente, no constará solo de inhalar y exhalar, debemos sentir nuestro cuerpo. Introduciremos el aire hasta donde podamos, lo mantendremos unos minutos y luego lo soltaremos suavemente sintiendo como se van encogiendo los pulmones poco a poco.

Si nunca hemos hecho este tipo de respiraciones, lo mejor es que nos coloquemos en una posición cómoda (sentados o tumbados).

Para ser conscientes de nuestro pecho, podemos utilizar las manos y colocarlas justo en el borde las costillas. Esto nos permitirá sentir más la flexibilidad de esa musculatura.

Cogeremos el aire poco a poco por la nariz, mientras percibimos como nuestras costillas se van expandiendo. Si tienes un nivel de ansiedad muy alto, es probable que la expansión de la zona sea muy corta.

¡No pasa nada! Debemos seguir tratando de ver cuanto abre o cierra el diafragma. Cuando soltemos la respiración lo haremos por la boca para conseguir eliminar una mayor tensión.

Conforme vayamos repitiendo el ejercicio notaremos que el movimiento aumenta y cada vez lo realizamos de manera más fácil y amplia. En este momento, podremos dejar de hacer la maniobra para continuarla más adelante.

No hay que esperar unos determinados segundos para coger o soltar el aire, porque dependiendo de nuestra capacidad pulmonar esa respiración va a ser más larga o corta. ¡No hay que ponernos metas! Hay que quedarnos en nuestro nivel, manteniéndolo y soltándolo.

Ejercicios de respiración para aliviar la ansiedad
Ejercicios de respiración para aliviar la ansiedad

A medida que repitamos la frecuencia y las respiraciones, esa sensación de ansiedad va a ir cambiando y nos va a resultar mucho más fácil el ejercicio.

En resumen, cogeremos aire por la nariz, llenaremos los pulmones hasta donde podamos, lo mantendremos 2 segundos y luego soltaremos todo por la boca.

Este ejercicio lo podemos hacer durante el episodio de ansiedad, todo el tiempo que necesitemos hasta que notemos que el cuerpo se ha tranquilizado y hay un cambio.

Si no estamos experimentado ansiedad, pero queremos evitar los episodios, debemos realizar la respiración todos los días durante unos 5 o 10 minutos.

Podemos elegir la hora que nos venga mejor (por la mañana, tarde o noche). Lo mejor de esto, es que cuando el cuerpo es consiente de su respiración, este ejercicio lo vas a poder realizar en cualquier momento del día y es ahí donde tenemos su verdadero beneficio.

Consejos finales

Los ejercicios ofrecen buenos resultados cuando estamos nerviosos, pero si los hacemos diariamente cogeremos una costumbre que nos permitirá realizarlos en cualquier momento del día.

Es muy beneficioso, ya que nos permite ser consientes de nuestro organismo, escucharlo y mantener un buen funcionamiento de la salud.

Si después de hacer esto, nuestra ansiedad no ha cesado y seguimos con el mismo nerviosismo o incluso más, puede que el problema tenga otra raíz. En estos casos, les recomiendo que vayan al médico a hacerse una revisión y que sea el quien les diga qué puede estar pasando.

También sería bueno que dediques algún tiempo a inspeccionar un poco tu vida, lo que estás haciendo y cuáles pueden ser las situaciones más estresantes que tengas en este momento.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online de Iniciación al Masaje Ahora Mismo!

La ansiedad no viene de manera casual, es el indicativo de que algo está pasando.

Si todavía te quedan dudas sobre este tema, te invito a dejarlas en los comentarios. Recuerda seguirme en todas mis redes sociales y hacerte miembro de mi canal de YouTube.

Y nunca lo olvides, cuídate que tu cuerpo es tu templo. ¡Hasta la próxima semana!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí