Alivia el DOLOR de ESPALDA: Consejos y estiramientos

0
122

¡Hola a todos y bienvenidos a un nuevo artículo! El día de hoy hablaremos sobre las contracturas musculares y los dolores de espalda. Además, aprenderemos unos cuantos trucos para quitar todas las molestias de lumbares, cuello y piernas que aparecen a lo largo del día.

Puede haber muchas causas que nos estén generado estos dolores. Evidentemente, están las posturas que tenemos en el trabajo o en casa y los hábitos y manías que solemos coger y que hacen que no usemos los músculos adecuadamente, entre otros.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online Ahora Mismo!

Principalmente, debido a las malas posturas, hay unos músculos que utilizamos demás y otros de menos. Los que tienen exceso de trabajo se nos van a saturar, tensar y acortar, haciendo que se limiten mucho los movimientos naturales del cuerpo. Todo esto si se hace diariamente genera contracturas y tensiones que se agravarán hasta llegar a punto en el que nos empiecen a doler.

Todos los dolores son llamadas de atención que nos está dando nuestro cuerpo, porque muchas veces el estrés, el agobio y los problemas emocionales son una carga y, en la mayoría de los casos son los causantes de tensiones y de dolores crónicos que se van agravando con el tiempo. ¡Atiéndelos!

5 consejos para aliviar el dolor de espalda

Hoy te voy a dar 5 súper consejos que te aseguro que si los sigues al pie de la letra, te olvidarás de las contracturas para siempre.

Dormir bien

Aliviar el dolor de espalda
Duerme bien

El primer consejo fácil de implementar es: dormir bien.

¿Quieres Aprender Más? ¡Inscríbete a Nuestro Curso Online Ahora Mismo!

Este punto es importantísimo, porque al dormir el cuerpo se va regenerando del desgaste que ha tenido. Es básico, mínimo 6 ó 7 horas y máximo 8. No te quedes corto, pero tampoco es bueno excederse. Un exceso en el descanso y en el sueño puede agotar demasiado el cuerpo y, al contrario, pocas horas al final no nos vienen bien, porque no es suficiente para reponernos.

Si tienes algún problema para dormir, intenta solucionarlo. No ignores el insomnio, ni pases sin dormir más de una semana. Mi consejo es que procures acudir a especialistas que te puedan ayudar, recurrir a terapias naturales o en último caso, ir al médico para que pueda valorarte y asesorarte.

Beber agua

Cómo aliviar el dolor de espalda
Bebe agua

Segundo buen consejo, igual de fácil e igual de bueno: beber agua. Ya sé que esto lo dicen en muchísimos sitios, pero créeme, es fundamental hidratarse para ayudar al organismo funcionar correctamente. Mantenernos hidratados, ayuda al cuerpo a desechar las impurezas y mantenerse limpio. Los músculos, las digestiones y otros procesos del cuerpo generan toxinas que se quedan repartidas por el organismo.

Si no bebemos agua y no las limpiamos se van acumulando, lo que genera que la musculatura se tense más, las contracturas duren más y se cronifiquen. Así que, implementando este hábito en tu día a día (beber un litro y medio o dos al día todos los días) notarás mejoras en seguida.

Sé que te puede costar al principio, porque puede resultar un poco incómodo sentir la necesidad tan repetidamente de ir al baño, entre otros aspectos. Sin embargo, dale una oportunidad al nuevo hábito, hasta que ya lo consideres una forma de vida. Cuando alcances ese punto, lo harás de forma natural.

Modificar las posturas

Consejos para reducir el dolor de espalda
Modifica tus posturas

El tercer consejo es importantísimo y muy fácil de hacer: ser conscientes de nuestra inteligencia corporal. En casa o en el trabajo y de pie o sentado, no estés mucho rato en la misma postura. Dedícale un minuto, cada cierto tiempo, a ejercer consciencia sobre tu postura, corrigiéndola, moviéndote, bebiendo agua.

Si estás sentado mucho tiempo, ponte de pie. Si estás de pie mucho tiempo siéntate. Si estás parado muévete y si te mueves párate. Ya sabes que compensa.

Estiramientos

Tratamiento del dolor de espalda
Estiramientos

Mi cuarto súper consejo se basa en ejercicios. Estos ejercicios consisten en unos estiramientos muy básicos y fáciles.

Podemos abrir los brazos y estirarlos hacia atrás como si abriéramos una ventana.

Esto nos va a abrir los pulmones y la caja torácica, evitando que hagamos estas posturas que solemos repetir y que se van haciendo habituales (echándonos para delante y de ahí ir sacando espalda). Es importantísimo compensar ese movimiento.

Estiramientos para tratar el dolor de espalda
Estiramiento de los brazos

Otros ejercicios que podemos hacer y que nos van a venir muy bien son estiramientos de espalda.

Colocando las piernas abiertas podemos dejar caer la espalda hacia delante para que quede colgando y ahí la iremos balanceando poco a poco. ¡Inténtalo! Teniendo las piernas bien sujetas para que no nos molesten y que quede la zona relajada el mayor tiempo posible.

Dolor de espalda cómo aliviarlo
Estirar la espalda hacia delante

Ahí vamos a ir balanceándonos poco a poco para ir soltando la columna. De esa manera, abriremos un poco los espacios que hay entre las vértebras, quitando esa presión que se genera en los nervios.

Un último ejercicio que nos va a venir muy bien, sobre todo para las piernas, es estirar la espalda, pero con las piernas cerradas. Pegamos bien los pies, estiramos las rodillas y poco a poco con cuidado (y con la espalda recta) nos echaremos hacia delante.

Formas de disminuir el dolor de espalda
Estirar la espalda con las piernas cerradas

De esta manera, notaremos la tirantez en toda la zona posterior de las piernas (en el glúteo).

Este es un ejercicio muy bueno que nos va a ayudar con las lumbares, las tensiones que hay en las piernas y en la espalda y nos va a beneficiar para no coger cargas excesivas que luego puedan generar protuberancias, hernias o demás efectos dañinos.

Si haces estos 3 ejercicios básicos todos los días durante al menos 5 minutos, evitarás en gran medida tener contracturas musculares.

Darse masajes

Disminuir dolor de espalda
Masajes

El último consejo (y el mejor): darse masajes. Ir a un spa, a un balneario o disfrutar de terapias naturales.

Son sesiones con profesionales que nos van a tratar las contracturas de forma profesional. Una de sus ventajas es que se pueden hacer a mayor o menor presión, dependiendo de lo que nos guste. Al final, nos va a quedar el cuerpo relajado.

Sea cual sea tu problema, gracias a todas las terapias naturales de masajes corporales terminarás solucionándolo.

Es un recurso que puedes usar si estás en una mala época de dolor. Lo ideal es darse un masaje al mes, con eso nos aseguramos de que el cuerpo va a ir mejorando en vez de empeorando. Es una manera de prevenir o evitar que vayas cargando demás y de ir tratando tus puntos débiles.

¡Reserva un Masaje Ahora Mismo!

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te ayude a solucionar tus problemas de espalda y si no es así, puedes dejarme un comentario con tus dudas o visitarnos en nuestros templos para darte un tratamiento personalizado.

No olvides seguirnos en todas nuestras redes sociales y recuerda siempre cuidarte, porque tu cuerpo es tu templo. ¡Hasta la próxima!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí